Los supervisores

viernes, 31 de diciembre de 2010

Chau, chau, chau, Año viejo. Hola, ¿qué tal, Año nuevo?

Cuando era chica, a las doce se podía oír esa canción en la radio local. Ahora ya no soy más chica (ni de edad ni de tamaño), pero siempre me salta en la memoria esa canción cuando llega esta fecha. La busqué en youtube pero no está. Pero no es el motivo de este post, el motivo es que a veces me gusta ser igual que todos los hijos de vecino y hacer el consabido balance. Para mí fue un año copado, con muchas vueltas de tuerca y cambios esperados e inesperados. Me recibí, conseguí mis primeros trabajos "en mi elemento" y hasta me di el lujo de rechazar cosas por no tener tiempo suficiente. Viajé, me reencontré con gente muy querida y pude cerrarle la puerta a amistades tóxicas sin miedo. Estuve a dieta, bajé alguito y decidí dejarme de joder con  preocuparme tanto acerca de como me veo. Creé este blog y gracias a el conocí gente nueva muy divina. Decidí mudarme a Buenos Aires y ahora lo concretaré a partir de enero. Estoy contenta y entusiasmada. Para mí el 2010 fue un año muy bueno y lo voy a recordar con cariño. Espero que para ustedes también lo haya sido, y en caso de que no fuera así, que en el 2011 puedan tirar la casa por la ventana de tanta bienaventuranza junta. ¡Felicidades!


¡Y a descorchar todo lo descorchable!

4 comentarios:

Sebah dijo...

es verdad a mi tambien...mi viejo la ponia todos los años...es en ritmo: chamame

Sebah dijo...

es mas...aca lo encontre en youtube
http://www.youtube.com/watch?v=gWwfeH90sVA

Mariana Art dijo...

¡Gracias Seba! :D Felicidades a vos :)

Sebah dijo...

de nada mariana..espero q hayas empezado el año re bien