Los supervisores

domingo, 23 de octubre de 2011

Un sobre convencido

Si bien la temática del blog poco y nada tiene que ver con la seriedad (en ninguno de sus aspectos), hoy quiero hacer un llamado de atención sobre las elecciones de mañana.
Supongo que a esta altura todos los que lean estarán más o menos sabiendo a quién van a votar, o lo terminarán de decidir mañana, pero lo que quiero decir es: voten bien. Para mí votar bien es votar convencido de que mi opción es la mejor para mi país, provincia o municipio, que las personas que están en el papelito de colores que voy a agarrar en medio de tantos son los que creo están mejores calificados para llevar la batuta de las decisiones que se van a tomar en pos de un país mejor. Que la plataforma refleja todo o casi todo lo que quiero y que mi opinión vale y está fundamentada.
No voten en contra de algo, voten a favor de un modelo, el que más les guste, pero en positivo; porque un voto nacido desde el odio no es un voto bueno, es un voto vacío y sin más fundamentos que el resentimiento y eso no es lo que esta democracia que tanto nos ha costado conseguir se merece. Ella y nosotros nos merecemos seriedad y respeto. 
Si todavía no se decidieron, no voten por lo que les dicen, googleen a los candidatos, saquen sus propias conclusiones. Si pueden dedicarle tiempo a facebook, cómo no hacerlo a algo tan importante como es el país de todos. 
Creo que un voto vacío vale para alguien de 18 que vota por primera vez y no tiene mayores ocupaciones ciudadanas que ir a la facu o mayores preocupaciones que ir al boliche. Y no estoy generalizando, porque hay muchos pibes de esa edad mejor formados que varios adultos, pero es la única forma en la que puedo pensar que alguien vaya a votar sin tener idea de nada. Pero una persona que labura y por lo tanto hace sus aportes, paga impuestos, consume, produce y vive de su labor, tiene la responsabilida de dar un voto fundamentado y convincente. La oleada de odios y bardos, en alguna medida, se genera por votar vacio y sin convicción, porque hay muchos que se quejan, pero poco aportan al cambio o a la continuidad, van como los caballos con anteojeras de color que más les guste. Por esto, mañana antes de salir de casa pregúntense: ¿voto convencido de que estas personas que voy a elegir son las mejores y las más indicadas? Si la respuesta es no, tómense un par de mates extra y lean, reflexionen y luego concurran. Piensen que si paramos a comparar precios de las latas de arvejas en el súper, cómo no hacer lo mismo con los candidatos que van a tener en sus manos algo tan importante como las riendas de nuestro país.


Buena votación mañana, gente. Voten bien.




3 comentarios:

Dark Knight dijo...

Fui a votar temprano (porque quería ir y volver en auto XD) y más allá de que no suelo hablar de política con nadie, puedo decir "voté convencido" y no me arrepiento de lo que elegí.
Buena semana ^^
PD: Te respondí en el post anterior :D

JACKIE dijo...

EXCELENTE EXCELENTE POST, ME DIVERTI MUCHO LEYENDOLO,SIGUE ASI,
MI BLOG ES www.postsdeunreinoalien.blogspot.com
NOS SEGUIMOS

Mariana dijo...

Ariel: así me gusta ;-)