Los supervisores

miércoles, 25 de agosto de 2010

Derrota al placard 1: Kosiuko

Cuando yo tenía 15, esa marca era LA marca de jeans que todas debían usar si querían ser "divinas, top, superstar". Y yo quería moría DEBÍA tener uno de esos. Así que, después de mucho torturar a mi madre con la idea de comprarme uno "porque todas tienen y si yo no tengo me muero", me dirigí al local, con mi mejor sonrisa e ilusión adolescente. Al llegar, estaban la vendedoras escuálidas, que no me dieron bola, hasta que comencé a revisar los percheros. Se me acercó un intento de ser humano que debía pesar unos 50 kilos, me miró de arriba a abajo (le costó, porque yo ya era alta) y me dijo: "¿Te puedo ayudar en algo?" "Sí, quiero un jean". "¿Para vos?" risita sarcástica "tu talle no trabajamos".
Puñal en el corazón, nena de quince se va corriendo, llorando...

Veinte kilos después, y un año más tarde, vuelvo... La vendedora la misma. Me pruebo toooooooooooooooooooodo el negocio, y cuando voy a pagar le digo "Ay sabés que, a mi me gusta esto, pero es muy berreta, mejor voy a otro lado". Y la vendedora se queda con cara de quien perdió su comisión.

Me compré el jean sí, pero en otro lado, y fué la gloria, pero después volví a engordar y el mismo quedó abandonado en el fondo del placard. Hasta que hoy me lo probé, y ¿saben qué? ¡Me queda divino!


Perdón, pero hay que ser contorsionista para sacarse buenas fotos con la webcam

7 comentarios:

Vane en kiwilandia dijo...

ayyyy kosiuko!! cuantos esquletos has vestido y cuantas adolescentes rellenitas has traumado! recuerdo mi primer kosiuko, también logrado luego de ardua dieta. El mío era un pescador, copadísimo... y también tuve una camisa. El primero dejé de usarlo porque estaba muy gastado; y la camisa, porque era muy llamativa y parecía que siempre tenía lo mismo (y está por ahí guardada, ya que no me cierran los botones).
Felicitaciones por recuperar ese sueño de adolescente! te queda DI VI NO!

Mariana Art dijo...

Jaaaa ¡viste Vane! Yo sé que me entendés, que marca de mierda... éste también está hecho pomada, lleno de remiendos, con el tiempo se volvió bermuda. Pero que entre, es priceless, así nomás.
Besotes

deMónicamente dijo...

he padecido en carne propia eso de las marcas, las modas y las telas que marcan todo.
ahora observo que ampliaron los talles, pero un 42 es chicoooo!!...y es mi talle.
me encantó lo que le hiciste a la vendedora de Kosiuko, y aunque ella no tiene la culpa por el tema de los talles, la risita bien se la podría guardar, no?
te felicito por el avance!
kissesss

Alma de Loca dijo...

Qué geniaaal!
A mí me pasó al revés.
Estuve enferma, y bajé de peso.
Era un asco de los flaca esquelética que estaba.
Todos los jeans me quedaban sueltos, parecía que me había cagado...y algunos hasta me los podía sacar sin desprenderlos.

Ahora, me compré jeans más grandes de lo que usaba antes. (estoy dentro de mi peso normal igual, pero antes había sufrido como anorexia nerviosa).

Igual, las "gorditas" (no lo tomes a mal, lo digo con cariño) son las más buenas, lindas y simpáticas.

Mariana Art dijo...

Moni: ¡gracias por la onda! La vendedora se la merecía por perra, que se joda. XD

Alma de loca: a mi me encanta ser flaca mala onda y creída... ¡por eso vivo y por eso lucho! jajaja
Gracias por pasarte :)

Anónimo dijo...

Porque no se hacen cargo de su cuerpos o hacen algo para modificarlos? se comen 2 docenas de facturas y despues cuando no les entra el jean, la culpa la tiene el que fabrica el jean!
Esta perfecto lo que hace Kosiuko, jeans hasta tal talle, de ahi en adelante, que compren en otro lado, eso no es discriminacion, eso es posicionamiento de marca.

Mariana Art dijo...

Me tomo el trabajo de contestarte por la simple razón de que tu postura es errada. Todo bien con que la marca apunte a un target y blablabla, pero habiendo una ley de talles, deberían respetarla, no todo el mundo es perfecto, no todo el mundo mide 90 60 90, y si el talle más grande que fabricaba (no sé como será ahora, no me volví a comprar ropa ahí) fuese un 40 no es muy democrático que digamos, sobre todo porque en la época en la que pasó este episodio, kosiuko era una marca destinada al público juvenil (entre 13 y 17 años, onda 47st ahora). Como sabrás, en esos momentos la mayoría de las niñas están en pleno desarrollo, de modo que el cuerpo no es el de un adulto flaco. Te dejo un link, por si te interesa, sobre la ley del talle. Más ueq agredir, a veces está bueno informarse. http://www.poderdelconsumidor.com.ar/notas_destacadas/n009.htm
Ah, y una cosa más, es muy fácil bardear desde el anonimato. Cuanta cobardía invade la internet 2.0